De jugar como niños – Controlar como adultos

De soñar como niños – Priorizar como adultos

De expresar como niños – Editar como adultos

Dorothea Brande en su libro Becoming a Writer aborda el tema del bloqueo que enfrenta el escritor no por falta de inspiración, talento o conocimiento. Para la escritora norteamericana, el bloqueo inicial se da cuando no sabemos armonizar el trabajo de las dos caras o personalidades del escritor: la del niño y la de adulto. 

Al escribir requerimos de la espontaneidad y sensibilidad de los niños. Soñar, volar, crear y al mismo tiempo destruir sin temor ni pretención, son los legados de la infancia que no pueden ser excluidos de nuestros momentos de inspiración y creación.

Pero al mismo tiempo, cuando escribimos necesitamos de factores como la disciplina, las reglas y el control. Nuestra faceta de adulto nos edita, nos critica y sabe distinguir entre lo que esta bien y mal.   

El lado adulto debe dejar jugar, soñar y crear al niño. El niño debe acatar y seguir las reglas, aceptar el control y permitir el feedback. 

Cada uno tiene su rol y su momento en el proceso creativo, nuestra tarea consciente es la de mantener una armoniosa conexión que nos permita fluir y disfrutar al máximo del proceso creativo. 

Concédete el permiso de conectar tu niño y adulto. Concédete el permiso de escribir

 

 

Haz parte de nuestra comunidad

15 + 3 =