El color como adjetivo dota al sustantivo de precisión y como inspiración, dota al mundo de sensaciones y emociones.  

El mundo cromático posee en sí mismo un gran valor expresivo, goza de la capacidad de conectar procesos emocionales con experiencias sensoriales. Los colores intervienen en la percepción, inspiración y en diversos factores de la conducta humana.       

 

Según Goethe, autor de la Teoría de los Colores, ¨describir una rosa roja simplemente como ese conjunto de partículas de color rojo, es ignorar totalmente la esencia y la belleza de la flor¨.
Para el científico y poeta alemán, el rojo de la rosa habla de la personalidad de la flor, es decir, que hace referencia a la manera como es percibida por el ojo humano, a esto es lo que Goethe llamó como ¨La percepción subjetiva del color¨.      

 

Los colores son portadores de elementos propios de la creación narrativa. A través del lenguaje descriptivo, los colores en un texto recrean imágenes mentales en el lector pero principalmente logran impregnar de tonalidad y matiz una historia.    

¡Anímate a escribir y a llevar de color a tus textos!

A continuación un fragmento de la novela American Gods de Neil Gaiman, un texto descriptivo y con el color como principal recurso.  

En una habitación de color rojo oscuro ―las paredes de un tono casi idéntico al del hígado crudo―, hay una mujer alta vestida al estilo de los dibujos animados, con pantalones cortos de seda excesivamente ajustados y una blusa amarilla anudada bajo sus exuberantes pechos. Lleva su negro cabello recogido en un moño en lo alto de la coronilla. A su lado hay un hombre de baja estatura ataviado con una camiseta de color verde oliva y unos caros vaqueros azules. En su mano derecha porta una cartera y un móvil de Nokia con la carcasa roja, blanca y azul.”

 

 

Neil Gaiman –  American Gods  

 

Haz parte de nuestra comunidad

12 + 4 =